lunes, 16 de noviembre de 2015

Casquetes polares deshaciéndose en lágrimas en un mundo con tantísimo dolor.

Tan deshumanizados, tan guerra, tan venganza.
Desde el egocentrismo absurdo de la levedad de un ser que necesita a otros, pero les cierra puertas y les pone vallas mientras huyen de otros que les matan.

No hay comentarios:

Traductores

Seguidores

Sigueme por correo electronico