sábado, 13 de febrero de 2016

》》

Cuando vienes de lejos, las distancias parecen menos
desprecio las retahílas con las que alimento mi sombra
y mi peor pesadilla: ser volumen sin densidad
se pincha
y soy trocitos de globo esparcidos por el desván.
Después busco que me entre el hipo
poder así justificar el agua a sorbitos
y el dejar de respirar.

Será que somos, que seremos
todos un poco grieta: a más resquicio, más espacio y menos para el sonido del golpe.
Quizá por eso, me veo llamando vértigo al deseo de caer
y cuando me contesta
me he vuelto a esconder.









No hay comentarios:

Traductores

Seguidores

Sigueme por correo electronico