miércoles, 9 de marzo de 2016

poco a poco

La poesía no se queja de mi falta de esperanza,
y puntual viene y me abraza la tristeza

no enciende luces para apagar sombras, solo las busca y las mece
sin imperar, sin imponer

llega cuando pasa la tormenta pero está todo mojado
y no te pide que bailes, ni que te seques
tan solo se acerca, y te coge de la mano.

la poesía salvadora y homicida
apaga el fuego avivándolo
te nutre de sigilosas ironías
y de nuevo, es guarida de desastres.






No hay comentarios:

Traductores

Seguidores

Sigueme por correo electronico