martes, 14 de junio de 2016

Dar voz a la incertidumbre la hace real.


Atreverse,
sin mirar,
a imaginar
es como reconocer que creer es querer crear
despilfarro a sorbitos
ataques suicidas a la soledad.

No saber el qué
o querer llamar incertidumbre a dejar marchar
saltar a la comba con mis propias cadenas,
agitarlas y poder así oír
movimiento entre tanta venda y oscuridad.

Rienda tensa a la realidad,
caerse por falta de vértigo me lo da.









No hay comentarios:

Traductores

Seguidores

Sigueme por correo electronico