jueves, 26 de mayo de 2011

Sollozo

Tras esa lagrima de escondia un mar,
mar que no conocia orilla.
Que marea tras marea habia sido arrancada,
poco a poco, hasta que ya no,
ya era tarde,
ya no quedaba nada.

No hay comentarios:

Traductores

Seguidores

Sigueme por correo electronico