lunes, 2 de enero de 2012

2/1/2012

Recuerdo aquella vez como
nunca y siempre;
grito ensordecido
retumbando entre la gente.

Voz sumergida;
simple, constante.
Sabor de llama,
fuerte talante.

Incesante alboroto,
gorgoteo que, entre las ramas,
sutilmente, entre otros,
vocifera lo que callas.

Como la luz que interrumpe
la sala triste y oscura;
deseos de cumbre,
deseos con visibilidad nula.

Contuve la respiración
para ahogar tales momentos,
olvidé que lo importante,
carecía de cimientos.

5afbd9970002b4604efc6c02_large



¿Qué titulo pondríais a este poema?

1 comentario:

María González dijo...

Que bonito :)
http://fightforyouwant.blogspot.com

pásate :)

Traductores

Seguidores

Sigueme por correo electronico