martes, 9 de octubre de 2012

Choques de realidad.

De nuevo te das cuenta, no hay más opción, las cosas suben y bajan. Mientras la montaña rusa giraba trataste de permanecer inmóvil, pero hasta la mínima brisa termina por derribarte.
Toca suponer, plantar la cara, sacar fuerzas de dentro. Cierra los ojos, aprieta los puños, es así, ya está.
Choques de realidad suponen momentos de indecisión.

No hay comentarios:

Traductores

Seguidores

Sigueme por correo electronico