lunes, 14 de octubre de 2013

El fuego que se negaba a consumir las promesas que se deshacían por el calor, por la presión, por la incesable necesidad de dar amor.

No hay comentarios:

Traductores

Seguidores

Sigueme por correo electronico