viernes, 1 de enero de 2016

Introspectiva

Quizá
podría ser
que la vida fuera eso
una maraña de hilos sueltos
y nudos de marinero;
la imperiosa necesidad de aferrarnos
al pequeño titubeo.


Perder o asumir la derrota de no conocer el camino de regreso a casa.

No hay comentarios:

Traductores

Seguidores

Sigueme por correo electronico