lunes, 29 de febrero de 2016

por eso guardo el frío, cuando no sé qué es lo que tengo

Me paseo en mi rutina, día sí y día también, pensando en el condicional del día menos pensado.

Llevo un "y si" cosido al cuello
y me pillo con la cremallera de cada interrogante.

porque a veces solo llamamos aparecer a llegar tarde
pero sigo creyéndome capaz de inmolar tu desastre.

si cierro los ojos es para justificar tu ausencia
que yo no quiero ser tormenta enquistada
pero te brillan los ojos y busco ser océano
así que me tiro y me digo
"nada".

como pretender ser tierra cuando fuiste lágrimas y ya eres barro.

Tú, que siempre te comiste las migajas de pan para dejarme sin camino de vuelta
me dejas esparciendo derrotas
a las que un día llamé meta.

esperanza al brindar con agua por la oportunidad
por el chinchín de llantos mejores
y vaho de carantoñas en el cristal.

las lágrimas de frente, y el abrazo por detrás.

ojalá nunca me entendáis cuando digo que tampoco hacía falta, solo ausencia y frío
y en este invierno busco pronunciarte bufanda
y descubrirte contraste de riesgo de heladas.

Escarcha agujereada de luces y sombras
mi cabeza ametrallada
un ego que tumba
y retumba
en noches en las que la verdad suena a portazo
pero también a caricia
y a sorpresa de instintos mal disimulados.











No hay comentarios:

Traductores

Seguidores

Sigueme por correo electronico