domingo, 15 de octubre de 2017

Compren con presión comprensión


El entendimiento va trajeado de arriba a abajo
rígido y con todo muy claro,
sin opción a fisuras, sin botones mal abrochados
todo bien cerrado

que no exista brizna de aire que se cuele a ventilarnos.

La razón es impoluta
la mires por donde la mires
de frente o de costado
responde a todas las preguntas
incluso antes de haberlas formulado.

Entendimiento y razón se obcecan en hablar bien alto:

"Eso no es así"
"Tú no tienes ni idea"-
vociferan todos los días del año.

lunes, 9 de octubre de 2017

Días

Hay días que pasan y otros que pesan
el equipaje se nos sube a la espalda
y ya no se suelta

hay días que pasan y otros que pesan
tienes el pelo lleno de migas de pan
se cansaron de tu lento caminar,
y ya no se darán la vuelta.

hay noches ahogadas y otras que navegan
pupilas destiladas en mi mar de acuarela.

hay noches ahogadas y otras que navegan
la gravedad me abate y tambalean mis certezas.

Pero hay días de luz
de luz y alas,
hay noches de fluye y que ojalá no llegue mañana.
La vida parece una bengala,
se nos llenan los ojos de flores,
se nos ilumina el alma.

Hay días que pasan y otros que pesan
truenan en mi cabeza palabras huecas.

hay días que pasan y otros que pesan
voy invadiendo de mierda mis propias grietas.

hay noches ahogadas y otras que navegan
la inseguridad es un collar que aprieta
y aprieta
y aprieta
y aprieta

hay noches ahogadas y otras que navegan
en qué momento aceptaste bailar con la tristeza.

Pero hay días de luz
de luz y alas
hay noches de fluye y que ojalá no llegue mañana.
La vida parece una bengala,
se nos llenan los ojos de flores,
se nos ilumina el alma.


Tengo la garganta escarchada
y me palpita el corazón en la cabeza
como si se tratara de latigazos de fuego
en un invierno que no acaba.

Nadie tiene ni la menor idea
y no es que lo esconda, es que no encuentro las palabras
que sirvan para catapultar afuera
todo este dolor que me taladra.

Creí que dejar de escribir terminaría con los remolinos
pero me sigo mareando atrincherada a una sonrisa
que cuando llego a casa se resbala
y el ruido del golpe es absorbido
siempre por la misma ventana.

Me gustaría poder elegir a qué permito bajar al pozo
tener más cuidado
impedir que me lo pongan todo perdido de agua,
ser superficie compacta.

Sin embargo
la profundidad me encandila
me absorbe
me atrapa
y con voz melosa se adueña de algunos días
en los que nada cuadra.


Rutina


Melenas de distintos colores,
calvas, canas, gorras y pañuelos
colorean la superficie de zigzagueantes serpientes
que invaden Moncloa en los tiempos de espera.

Su coreografía cada día se transforma
incluso diferentes espirales se enrredan
¿qué determinará hoy el espacio que requieren ocho
o veinticuatro siluetas?

A veces bailan lento,
sin levantar los ojos siquiera,
otras galopan hambrientas
hacia la luz verde que parpadea.

Yo cuando los miro me veo
y me siento
cansada pero contenta
en el autobús sentada
que nos devuelve a nuestra Sierra.

Resultado de imagen de moncloa cola bus

jueves, 28 de septiembre de 2017

atardece septiembre


La tarde juega a disfrazarse de tonalidades pastel,
el viento accede a ser brisa
y acaricia a los perros mientras ladran
a una luna que tan arriba se conforma con ser mitad.

Hay pájaros piando sus últimos bises
hay grillos tarareando un mismo estribillo
hay y no hay día y noche
luz ambigua
oscuridad imprecisa.

Yo observo
trato de ver sin limitarme a mi retina
temo que una misma perspectiva me atrape
me niegue
me impida
busco matices que no remitan siempre
a las mismas heridas.









lunes, 21 de agosto de 2017


El vacío está lleno
de eco.

Despeino mi calma
y sé que estoy perdida porque buscando deseo no encontrarme,
me aterra la idea de una localización precisa que condene a asumir,
prefiero la más amable ambigüedad de perspectiva ancha
y exactitud difusa,

opto por la duda en movimiento
no quiero posturas fijas que digan hablar de mí.

El eco está lleno
de vacío.

Truenan palabras huecas
gritan como el que no se cree del todo lo que acaba de decir,
aferradas al alfeizar mientras todo da vueltas
son el traqueteo de fondo
de los vaivenes que nos va tocando vivir.















martes, 20 de junio de 2017

Sino, no


Dime si sabes
por qué se esconde el sol entre los árboles,
dime si sabes
callar al ruido, no invitarle a que te hable.

Dime si sabes
congelar el tiempo sin que nada ate;
dime, acércate si sabes
abrazar los días en que soplan vendavales.

Y si no, quédate lejos,
fuera de mi inspiración.
Y si no, dalo por hecho,
no esperaré sentadita tu amor.

Dime si sabes
ser impulso sin tener nunca que empujarme,
dime si sabes
llenar de sábado cualquier hora del martes.

Dime si sabes
colorear grises, disfrutar de cada tarde;
dime, acércate si sabes
descontracturar miedos y llamarlos arte.

Y sino, quédate lejos,
fuera de mi inspiración.
Y si no, dalo por hecho,
no esperaré sentadita tu amor.


domingo, 4 de junio de 2017


Contiene gente lo contingente.

Contiene lo contingente la inacabable rutina,
la más sincera carcajada del mejor de los chistes,
a personas enamoradas perdidas
y a otras volcando a la deriva.

Contiene lo contingente desafíos, derrotas y celebraciones
inicios y despedidas
cumbres, valles
minutos, horas y días.

Contiene gente lo contingente.

Contiene lo contingente las ganas de preguntar el por qué de todo,
la certeza de que alguien más alto que tú sabría siempre como responder,
las ganas locas
de querer crecer
y crecer.

Contiene lo contingente los nervios a flor de piel,
las últimas veces de todo aquello que te atreviste a hacer por primera vez,
la incondicionalidad de aquellos
a los que no has vuelto a ver.

Contiene gente lo contingente.

Contiene lo contingente días helados de julio y calurosos eneros,
fotos de familia con todos sus miembros,
arrebatos de sinceridad que
te aplastarían contra el suelo.

Contiene lo contingente
la prisa y la parsimonia
el estancamiento y lo frenético,
el canto, el silencio
las decisiones y el deseo.

Contingente es todo lo urgente
contingente gente
conteniendo siempre
vida y muerte.



domingo, 21 de mayo de 2017


Pájaro en mano que no vuelas.
¿tienes miedo a que la libertad desgaste tus alas?
¿coger impulso y que las nubes grises mojen de tempestad tu calma?


Pájaro en mano, como otros cientos enjaulados
¿no te ves con la mirada gacha
saboreando residuos de esperanza?

---:

espacios que invadías mientras yo creía que habitabas.


Mi rutina son círculos concéntricos
con aberturas pronunciadas
espacios,              no huecos
en los que se esconde
el ímpetu por estrechar caras largas.

Espacios que invadías mientras yo creía que habitabas.

Mi rutina florece,
se seca
y se encharca;
-pero siempre bien ventilada-
en ella se disfruta, se canta, se baila

también en ella crecen capullos
que tal como florecen marchitan y se marchan.

Y tapio entonces todas las ventanas;
ya no quedan huecos en esta pared
con fuertes ladrillos por fuera
cuando por dentro, el gotelé se desparrama.






domingo, 23 de abril de 2017

Explicadme esto


A veces me oigo hablándome con voz de vendaval.
Me grito y me agito.
El escándalo es tan ruidoso que no se escucha ni una pizca de verdad.

A veces me oigo hablándome palabras que sólo me hacen mal.
Como si pretendiera derribar desde dentro todo el sustento que tanto me empeñé en edificar.

A veces me oigo hablándome con tanta rabia que sé que es la tristeza la que no se sabe callar
y golpea sin tregua, piedra a piedra
todas mis ventanas para que las tapie
y me hunda en la oscuridad.

A veces me oigo escupiendo antónimos de como me siento en realidad,
desordenando lo que creo y lo que asumo,
riendo sin profundidad.

Mas otras veces me oigo
-escuchándome algo más-,
e intuyo la certera capacidad de poder volver a empezar.
Y soy entonces pájaro de alas ligeras volando bajo un sol de primavera que me quiere acariciar.
No existe eclipse posible.
El agua deja de saber a sal.
Mi voz se llena de vivos colores.
Me desternillo y fluyo con infinito entusiasmo y serenidad.

Me deleito en esta vida ahora vestida de festival.








miércoles, 19 de abril de 2017

Caminar


Vamos caminando en búsqueda de dirección
como si quisiéramos encontrar las directrices precisas
que nos permitan en algún momento frenar
con semblante tranquilo y mirada triunfal;

Te observo en ese hipotético destino final
y no puedo evitar mirarte y preguntarme:
¿si no sabes a dónde,
por qué crees saber que querrás llegar?
¿qué te hace pensar
que la vida no pueda ser sinónimo de caminar?

Me poso en la acera
y la prisa se torna de mil caras kamikaces
pisando indistintamente luz y oscuridad,
cruzando la calle
se quejan de no ir a tiempo y de no parar.

Tanta velocidad proliferando conciencias apagadas,
corazones en vitrinas de cristal,
carne de acero
y lágrimas de verdad.

¿Por qué alejarnos de lo que somos?

¿Por qué apretarnos tan fuerte los zapatos que sólo queramos sentarnos a descansar?




jueves, 13 de abril de 2017

Carril de deceleración







Conlleva un riesgo.

Optar por pararse para aceptar que moverse por inercia tiene un alcance limitado.

Confesar que por muy alto que suene la música, entre canción y canción
sigue existiendo un silencio lleno de ruido.

Me regalaste seguridad a máxima velocidad
y justo cuando empezaba a olvidarme del miedo
desapareciste
tragándote el humo de tu rastro
pisoteando todas mis flores
escupiendo sobre mis lágrimas,
banalizando palabras y gestos.

La inseguridad,
milímetro a milímetro
me placa ahora contra el suelo;
aunque te diré que sí,
que tranquilo,
que es cierto,
que soy yo la que me golpeo.

Y me callo,
me sufro y me duelo.

Desde lo precario del siniestro
os diría que lo siento,
pero que verbalizar mis sombras es aquello que
consigue delimitar mis miedos,
hacerlos trabajables,
concisos
y muchísimo más pequeños.













martes, 28 de marzo de 2017

eclosión


No sé qué fue antes:
la coraza o el resquemor que me quebranta,
la falta de respuestas o la certeza de no saber qué preguntar,
cerrar los ojos o ver oscuridad.

Desconozco el orden, nunca comprendí qué llegaba primero.

Pero entonces llegas tú,
y es cuando me dices que lo estúpido es tratar de dar la razón a la gallina o al huevo,
que lo bonito es eclosionar,
ver como se derrite con el sol el invierno,
aceptar la duda
sostener el balanceo del miedo
y arriesgar, a contracorriente de la huida,
lanzándome al vuelo.

viernes, 17 de marzo de 2017

Ocurre


Ocurre.

De repente
la vida se enciende a fogonazos y sin miedo al incendio,
corremos a propagarlo.

Sin carcasas de plástico
con los ojos desnudos y livianos
vamos desbaratando a la duda;
se va escuchando la música mientras sonamos.

Ocurre.

Cuando florecemos en los parques
y huele a luz 
porque no hay qué haga sombra a estas ganas
de avergonzar a la prisa,
de descifrarnos despacio.

domingo, 5 de marzo de 2017

Basta ya

  C                               G
Diluvia, pero no sé bien dónde
F                                                     C
tímido arcoiris, ¿por qué no quieres salir?

F                           G                           C                 Am
El horizonte se aleja de mi, y el cielo gris, el cielo gris

F                           C   G
dime si tiene que ser así

C
o cómo agrietar las nubes
G
desafiar el peso de nuestra gravedad
F                                C          G
que la fragilidad deje de asustar

C
o cómo deshacer los nudos
G
sin tragarme tanta sal
F                                                             C               G
que el resquicio para la risa, hay días que no está

basta ya
que va a estallar
esta fábrica de muros, de caretas de cristal

basta ya
que va a estallar
rompe con la inercia que pronuncia tropezar

https://youtu.be/rqTUja_1P4k

asumo que está dentro


Tengo una maraña de palabras enredadas que no soy capaz de domar.

Olvido que las riendas no son más que cuerdas
que van derechas a la yugular
y
por mucho que tiro, me caigo
y poco más.

Las respuestas que no quiero
me avasallan para obligarme a preguntar,
este miedo a los días inciertos
esta vorágine que aúlla pidiendo resquicios de paz.

El amalgama intermitente de lo que siento
se peina con las manos para lucir su vendaval
alza la voz como si quisiera subrayar lo evidente:
"el que tiene párpados cómo diantres iba a dejar de parpadear".

Asumo que está dentro.
El dolor que cala, deshace
y me pone perdidita de sal
para desvestirme de pieles impolutas
y en carne viva confeccionar mantos
con los que huir del frío mortal.


sábado, 28 de enero de 2017

En búsqueda



Escribir es una forma de descontracturarse por dentro
ir deshaciendo, nudo a nudo
el peso del ruido, del vacío, del tiempo;

refugio al que decir:
a veces tiemblo,
la soledad me asusta
la nostalgia va invadiendo recovecos en los que me pierdo,
la sonrisa se torna mueca
muda y sorda
acuna migajas de sabor etéreo.

Escribir o balancín de la conciencia
enredadera que se inmiscuye entre las grietas
porque a veces no lo encuentro
el resquicio para la risa hay días en los que está muerto.

Escribir es también dejarle tinta a eso,
a los vendavales sin color
al eco que te devuelve, afónico, el sonido de tus restos;
escribir es comprenderse desde el mimo y el afecto,
hacer añicos a la superficie inerte
descomponer la homogeneidad aparente,
lanzarse a descifrar lo bello

descubrirlo tan inherente.

















Traductores

Seguidores

Sigueme por correo electronico